15 nov. 2011

Momentos de desesperación y de reflexión

Hay momentos en los que me desespero...


Se que llevo una vida caótica: un año estoy en una ciudad y al siguiente viviendo en la otra punta de la provincia, hoy te quiero y mañana no, momentos en los que me "sobra" el dinero y momentos en los que puedo morir de hambre... Pero lo que más tiene de caótico mi vida es mi estado de animo: Puedo pasar de la más absoluta felicidad a increíbles momentos de desespero.

Desde que me independicé he pasado por muchas cosas, pero lo que peor llevo es la convivencia.

Me gusta vivir con mi pareja, me gusta tener intimidad, llegar a casa y poder sentarme a hablar en el salón viendo cualquier cosa en la tele, o en el PC, me gusta poder tener hambre y tener algo de comida para llevarme a la boca; no me gusta que cojan mis cosas sin permiso, ni que entren a escarbar en mi habitación, no me gusta que gente que no conozco duerma en mi cama o que me ensucien mi habitación. No me gusta que me invadan la casa y me la dejen hecha mierda para luego tener que limpiarla yo, y más si a nosotros siempre nos reprochan que traigamos a nuestros amigos, aunque luego deje la casa tan limpia como el oro.

Se que la casa en la que vivo no es mía, no pago alquiler ni gastos de ningún tipo.
Pero aunque eso sea así, no puedo seguir con esto...

Tengo miedo de salir de casa, miedo de como voy a encontrarme el piso cuando llegue. Miedo de que alguien escarbe en mis cajones, en mi ropa interior, en mis cosas del baño... Miedo de que utilicen mi habitación como si fuera un prostíbulo, de la clase de gente que puede llegar a entrar... Pero, sobretodo, tengo miedo de que le hagan algo a mi peque mientras estoy fuera (no sería la primera vez que eso pasa...)

Y lo que más me molesta de todo esto, es que mi pareja y yo solo convivimos con una persona: mi cuñada...
¡Y tiene 28 años!

Por el amor de Dios, si mi hermano pequeño que tiene 11 años menos es muchísimo más responsable, educado y limpio que ella!! (Si, yo tampoco lo entiendo...)

Si nosotros tenemos la decencia de respetar tus cosas ¡respeta las nuestras!
Si nuestros amigos no te escarban nada ¡que los tuyos no nos escarben!
Si nosotros mantenemos la casa limpia ¡limpia tu también!
Si nosotros respetamos tu habitación ¿que menos que tus amigos también lo hagan?

Vive y deja vivir, el karma te lo recompensará ^///^

Luego hay momentos en los que reflexiono...


Doy gracias por tener un techo sobre el cual dormir, por tener a un novio tan maravilloso como el mio, por poder despertarme todos los días y que sea el lo primero que vea, por tener una suegra que se desvive por mi, que me alimenta y me da cobijo. Porque ambos perdonan mis continuos errores.

Pienso que todo esto es pasajero... Al fin y al cabo ¿no me he buscado yo esta situación con mis decisiones y mis errores? Si me paro a pensar, debería estar peor... viviendo debajo de un puente o algo así... ¿Cuantas personas desearían estar en mi situación? Con "0" gastos, solo pagando mis caprichos...

Si os soy sincera, fuera de los malos hábitos de mi cuñada, es una chica que me cae genial: se preocupa por mi, me cuenta sus cosas y yo le cuento las mías, me invita a salir con sus amigas y ella se lleva genial con los míos, me da un montón de ropa y me presta alguna también... Dejando a un lado su visión de convivencia, es una bellísima persona, de verdad ^-^ ¡Incluso en las disputas que tengo con mi novio siempre me da a mi la razón! jejeje!!

Y mi pobre amor... siempre me aguanta sin rechistar cuando me da "la vená" de quejarme por todo... Se que le preocupa esta situación, y que el también espera un cambio. Se que se siente impotente al no poder cambiar las cosas...

En fin... soy así... Siempre veo la parte vacía de la botella y nunca me doy cuenta de la parte llena... debería de empezar a cambiar ese defecto en mi, ¿no creéis?

Pd: Siento el tostón...

No hay comentarios: