15 dic. 2009



Si persigues a un hurón, solo encontraras un ángel y si buscas a un ladrón, encontraras un hurón con su guarida secreta.
Cuando dices: "no tengo ningún tesoro en casa" ¿has mirado bien?