24 abr. 2011

Enfermedades más comunes: moquillo, insulinoma y adrenales

Enfermedades víricas: El moquillo en los hurones.


El virus del moquillo, es un virus de la familia Paramixoviridae que suele afectar a perros y a hurones, pero en estos ultimos, a diferencia de en los perros, el virus causa la mortalidad al 100% de los hurones infectados.



Este virus se adquiere por contacto directo, es decir, de animal  infectado a animal sano. No obstante, si nosotros hemos mantenido  contacto con otros perros hurones o perros portadores, podemos  transmitirle la enfremedad a nuestro hurón sin que este salga de casa.
Como ya bien he nombrado, esta enfermedad no tiene tratamiento para los hurones, debido a las graves secuelas que el virus provoca en ellos. Los síntomás más importantes son:

  • Fiebre (40.6-41.1ºC)
  • Conjuntivitis son secreción ocular.
  • Irritación de mentón, labios y abdomen
  • Secreción nasal.
  • Fotofobia
  • Blefaroespasmo
  • Anorexia
  • Vómitos, diarrea
  • Debilitamiento general del animal…
La única forma de prevenir esta enfermedad es mediante la vacunación, que se realiza siendo cachorros, a las pocas meses de edad, luego otra a los 3 meses, y seguir una rutina de una vacuna al año.
Los hurones son muy susceptibles al moquillo canino. ¡Cuidado! si éste se presenta es fatal.



Esta enfermedad es producida por un miembro de la familia Paramixoviridae.  
- La forma de transmisión es principalmente por contacto directo entre un hurón sano y un animal enfermo o con las secreciones de este último.
- La reacción agresiva de este virus puede ser prevenido por medio de la vacunación. Debe tenerse mucho cuidado con la vacuna que se administre: en ocasiones, algunos laboratorios pueden manejar dosis "peligrosas" para un hurón, por ser diseñadas para perros. Para evitar riesgos, vacúnelo y revacúnelo con Fervac-D, Fromm D o Galaxy D recomendadas por
la American Ferret Association por lo menos en 3 ocasiones antes de las 16 semanas de vida y revacúnelo anualmente.

Existen estudios que han demostrado que la aplicación de vacunas para perro no logran alcanzar  los niveles adecuados de inmunidad o pueden causar reacciones que  culminen con el desarrollo de esta penosa enfermedad.

Después de la  transmisión, el período de latencia es de 10 a 12 días. 
Generalmente  los signos del moquillo canino son la presencia de moco en la nariz y diarreas al día o días siguientes. Decrece su apetito y pierde sensibilidad en las patas traseras. 


Después, se le traba la mandíbula y continúa con trastornos nerviosos que parecen tics y como si estuviera temblando y, al término de algunos días, el animal fallece.

En muchos casos no se alcanza a percibir ni la mitad de los signos, por lo que desgraciadamente el resultado es el mismo.
En algunas ocasiones, se llega a confundir este padecimiento con la influenza humana. La diferencia radica en que en el caso del moquillo canino, el hurón muere en una o dos semanas, mientras que en la influenza humana el hurón mejora en este lapso de tiempo.

¡Precaución! Si usted es de las personas que acaricia a cualquier perro que aparece en su camino, al llegar a su casa y antes de tocar a su mascota, siempre lave bien sus manos y después proceda a jugar con ella.

Por el bienestar de su mascota es recomendable cambiar esta costumbre.

Insulinoma:
El insulinoma es el tercer cancer mas comun en hurones,el cual se encuentra en el pancreas,en concreto en las celulas beta del pancres, de ello, se caracteriza en el aumento de la produccion de insulina de forma incontrolada.

Para que entendais mejor la enfermedad os dire que el pancreas se compone de celulas las cuales cada una fabrica una hormona, y en concreto las de celula beta son las que fabrica la insulina.

Por lo general las celulas beta del pancreas producen insulina cuando el huron se alimenta debido a que es cuando aumentan los niveles de azucar en la sangre, cuando un huron sufre insulinoma, el pancreas produce niveles elevados de insulina, a pesar de que no se ha producido ninguna elevacion de glucosa en la sangre debido a la ingesta, y debida a ese aumento, lo que se produce,son niveles de glucosa bajos en la sangre. De ello, se puede decir que el insulinoma es todo lo contrario a la diabetes. En la diabetes la insulina esta disminuida debido al aumento de glucosa, y en insulinoma la glucosa se encuentra disminuida debido al aumento de la insulina.

La causa de esta enfermedad es debido a que las celulas betas se convierten en tumorales y se pueden encontrar o bien o unico tumor el cual puede variar su tamaño desde 2mm a 1 cm. También se pueden encontrar varios grupos de nodulos que suelen causar recidiva, o bien puede haber un mayor numero de celulas beta las cuales se distribuyen por todo el pancres y no forman masa, en este caso se hablara de una hiperplasia difusa de celulas beta, es de origen benigno y el tratamiento consistiria unicamente en retirar quirurgicamente parte del pancreas.

Esta enfermedad la puede sufrir un huron a partir de los 2 años de edad, aunque se ve de forma mas comun a partir de los 4 años de edad. Entre sus causas muchos veterinarios mantienen la hipotesis que es debido a una incorrecta alimentacion en los hurones, a los cuales se les da piensos con altos contenido en carbohidratos(los cuales son glucidos, azucares), premios ricos en azúcar, chuches, frutas, pasas, ect, con lo cual las celulas beta se ven afectadas por el gran aumento de la glucosa y de ello se vuelven hiperactivas intentando satisfacer con la demanda de insulina. Cuando esta incorrecta continua se produce una combustion de las células. Esto es una hipótesis, como la causa genética, la cual hace mucho mas subceptible a ciertos hurones a padecer insulinoma.

En un principio de la enfermedad los sintomas son muy leves y posiblemente los pasaremos por alto. El mas comun es la perdida de apetito, y que se vuelven letargicos, con la perdida de apetito, sino se controla, también perdera peso. Estos sintomas pueden trascurrir durante meses, el problema es que con el paso de los meses, los niveles de glucosa en la sangre siguen descendiendo y aparecen nuevos sintomas, los cuales son debidos a hipoglucemias que empiezan a sufrir el huron, el cual pueden ser leves y mas graves, hasta llegar a convulsionar, debido a como se afecta el cerebro por la baja cantidad de glucosa, a lo cual se le llama, neuroglucemia.

Cuando un huron sufre una hipoglucemia mostrara debilidad, desorientación, hipersalivación, nauseas, mostrara mirada perdida y sus ojos tornaran un aspecto cristalino, tendrá debilidad de sus patas traseras, y lo peor es si llega a convulsionar, puesto de no hacer nada, lo siguiente es coma y su muerte.

Como en muchas enfermedades es importante el diagnostico temprano, de ello, algo importante es el control veterinario. En hurones a partir de 2 años de edad, se puede tomar una muestra de glucosa anual, la cual es muy simple de tomar con la ayuda de un glucometro. En hurones apartir de los 4 años lo ideal es tomar una muestra de glucosa cada 6 meses.
La glucosa se debe tomar a un huron con un ayuno de no mas de 4 horas para que asi tengamos unos valores normales. Lo normal es que tenga un nivel de glucosa que puede rondar sobre 110-120mg/dl. Si el huron no esta en ayuno lo normal seria ver unos valores mucho mas elevados, el problema viene cuando se ven una lectura de glucosa en un huron en ayuno por debajo de 70 mg/dl.
Hay que tener en cuenta, que lo ideal, es tomar una lectura de glucosa al momento, y como dije, la forma mas fácil es con un glucometro. Si al huron se le realiza una analitica de sangre, hay que ser conscientes, que si la muestra se procesa en la propia clínica, y no se hace al momento, los niveles de glucosa disminuyen, de la misma manera que si la analitica la realiza un laboratorio y se envia fuera, sin echarle previamente el conservante de glucosa, por lo cual, esto puede dar lugar a unos resultados de glucosa falsamente bajos.

En el momento que uno de nuestros hurones en una prueba con glucometro, o bien analitica, nos da un resultado bajo de glucosa, no se debe emitir el diagnostico de insulinoma, sin antes tomarle en los dias siguientes varias muestras tanto estando en ayuno como despues de que coma una ración.
También se debe mirar la insulina en sangre, la cual, en insulinoma siempre saldra elevada.
Por ultimo, se le puede realizar al huron una ecografía, pero hay que tener en cuenta que cuando se trata de tumores diminutos, no se pueden ver en una ecografía.

Como dije antes, es importante el diagnostico temprano ya que de el depende, la esperanza de vida que tendra nuestro hurón, puesto que la primera opcion de tratamiento sera la cirugía, la cual tendra menos riesgos porque los niveles de glucosa no seran aun tan bajos, el estado animico del hurón, su peso, ect. De lo contrario, si se diagnostica mas tarde, antes de una cirugía, habrá que estabilizar con tratamiento sus niveles de glucosa, y en muchos casos, debido al estado de deterioro no se podra realizar.
La cirugia siempre sera dependiente de la edad que tiene el hurón (son mejores candidatos los jovenes), como de su estado de salud. Durante la cirugia se quitaran los tumores y en otros casos, se tendra que realizar una pancrectomia parcial. Durante la cirugía se debe chequear las glandulas adrenales, riñones, bazo. Es muy comun que un hurón curse con adrenales e insulinoma, como que tambien primero se le diagnostique el insulinoma que la enfermedad adrenal.

Si un huron no es candidato a la cirugia o bien tras una cirugia hizo recidiva se le instaura tratamiento de por vida y el mas comun es el uso de corticoides como la prednisona (dacortin) o la prednisolona (estilsona en gotas). El veterinario pautara una dosis de administracion por kg de peso cada 12 horas. Con el tiempo, se tendra que ajustar la dosis, aumentandola. Si el corticoide es una buena opción, es porque aumenta la glucosa en sangre, sin estimular el pancreas.
Otra opcion es un medicamento que se llama diazoxido el cual ejerce un efecto hiperglucemiante actuando a varios niveles. Este medicamento en hurones se suele combinar con la terapia con corticoides, y antes de pensar en el como una opcion se le debe tener en cuenta si tiene una buena funcion renal y hepatica, puesto que el diazoxido se metaboliza a nivel hepatico y renal. Como efectos secundarios suele causar vomitos y perdida de apetito, los cuales se controlan, si se da el medicamento junto una toma de comida.

Es importante saber que en un principio la enfermedad se puede controlar instaurando una buena dieta al hurón. Cuando un hurón se le diagnostica insulinoma, se le debe dar una dieta baja en carbohidratos. En España,el pienso que tiene menor cantidad de carbohidratos es el pienso para gato acana orijen. En USA, se encuentra disponible el pienso innova evo ferret, el cual también es una buenisima opción. También actualmente podemos comprar en España la dieta carnivore care, la cual contiene 0% de carbohidratos, o bien, la otra opción es pasar al hurón a dieta natural, sin olvidarnos, que no todos los hurones la aceptan, y en el caso de un hurón con insulinoma, si algo es importante, es que el hurón no este sin comer mas de 6 horas. 
Piensos ricos en carbohidratros se deben retirar de la dieta del hurón puesto que esta dieta, lo unico que causara, es que la enfermedad avance muchísimo mas rápido.
El hurón no es que deba tomar una dieta baja de carbohidratos, sino rica en proteínas, tiene que comer constantemente, como también, no forzarlo al ejercicio, mas bien, que tenga un ejercicio mas reducido.

Es importante reconocer los síntomas de una hipoglucemia, puesto que en el momento de sufrirla, tenemos que poner todo por nuestra parte para ayudarlo. Si el hurón durante la hipoglucemia esta consciente, se le dara un poco de malta, miel, suero glucosado. Si estuviera inconsciente, lo que se debe hacer, es ponerle un poco de miel en las encías, esperar unos 10 minutos, y repetir hasta que se vaya recobrando. Cuando se recupere, se le debe administrar una papilla rica en proteínas.
Si el hurón sufre una hipoglucemia grave, vemos que no se recupera, o bien convulsiona, debemos acudir urgentemente al veterinario el cual le pondra un tratamiento urgente de sostén, mediante la administracion intravenosa de glucosa.

No solo debemos estar preparados para una urgencia veterinaria en el momento que se les diagnostica a nuestro hurón una enfermedad crónica, sino en el momento de que entre un hurón en nuestros hogares. Un accidente, una enfermedad, hara que necesitemos acudir urgentemente al veterinario, y a muchos hurones les gusta la idea de enfermedad de noche o en dias festivos, cuando nuestros veterinarios estan cerrados (a la excepcion de los hospitales veterinarios abiertos las 24 horas). Debido a esto, en todo momento tenemos que saber si nuestra clinica dispone de urgencia 24 horas, y de lo contrario tener una de mano para acudir en caso de urgencia.
En el caso de que nuestra clinica tenga urgencias 24 horas, se debe disponer del telefono de urgencias de otra clínica, puesto que siempre pueden surgir imprevistos, y tenemos que actuar rápido, el tiempo que perdamos es importante.
Nunca debemos salir hacia la clinica veterinaria, sin contactar previamente con el veterinario, el cual nos dirá el tiempo que tardara en llegar



Prevención de la enfermedad adrenal:
La enfermedad adrenal se produce porque con la castración, al retirar el aparato reproductor, las glándulas adrenales asumen completamente la producción de las hormonas sexuales, puesto que el cerebro del hurón no sabe que está castrado, por lo que dichas glándulas tienen que trabajar mucho más, produciéndose la hiperplasia (aumento de tamaño) de las mismas. Cuando se desarrolla esta enfermedad, ya no tiene cura, el tratamiento hará que la enfermedad no avance más y que el hurón pueda llevar una vida lo más normal posible, pero la enfermedad no remitirá.

Las causas que motivan la aparición de la enfermedad son la castración (se puede observar que muchas veces la enfermedad se desarrolla aproximadamente tres años y medio después de castrar quirúrgicamente al hurón), no llevar un control adecuado del fotoperiodo y la mejor o peor genética del propio hurón.

Un hurón con enfermedad adrenal puede llegar a presentar los siguientes síntomas, sin tener que llegar a presentarse todos ni en ese orden: perdida de pelo que comienza en la cola y se extiende por él lomo al resto del cuerpo, dando lugar generalmente a calvas simétricas, pseudocelo, aumento de la agresividad, picores, dificultad al orinar, marcaje, perdida de costumbre de ir al arenero, etc.

Para prevenir la enfermedad se recomienda aplicar a los hurones castrados una dosis de acetato de luprolide una o dos veces al año, en la época en la que se estima que los hurones entrarían en celo de no haber sido castrados, coincidiendo con el fotoperiodo de la zona. De esta manera se busca parar el “sobreesfuerzo” que realizan las glándulas adrenales de hurones castrados en la época de celo, evitando o al menos retrasando el desarrollo de la enfermedad.

En la actualidad, el único método cien por cien fiable para diagnosticar la enfermedad es el Panel Adrenal para Hurones de la Universidad de Tennessee, que no se realiza en nuestro país, por lo que de querer realizar dicha prueba habría que enviar una muestra de sangre a dicha universidad. Debido a esto, en la mayoría de los casos la enfermedad se diagnostica mediante sintomatología y ecografía, viendo si las glándulas adrenales presentan un tamaño fuera de lo común. Este método no es del todo fiable porque en ocasiones no se puede observar con precisión el tamaño de las adrenales, hay hurones que las tienen más grandes de por sí y la enfermedad, en sus primeros estadios, puede cursar sin hipertrofia. Sería bueno disponer de una ecografía previa del hurón, para poder así determinar mediante comparación si se ha producido un aumento de tamaño de las adrenales.

Una vez diagnosticada la enfermedad el tratamiento se realizará mediante la aplicación de agonistas GnRH.

La enfermedad comienza con la hiperplasia y continúa evolucionando muy lentamente hasta convertirse en cáncer de adrenales. Durante la primera fase, el tratamiento paliará los síntomas y realentizará mucho el avance de la enfermedad, en cambio, una vez desarrollado el cáncer, el tratamiento solamente paliará los síntomas, pero el cáncer se seguirá desarrollando de igual manera
.





1 comentario:

Yuuki-chαn dijo...

Vaya...pobrecillos..


por cierto tienes un meme en mi blog
Pasate cuando puedas
un beso enorme :)