17 abr. 2011

Comportamiento huronil

Agresividad:
Seguramente lo primero que ha oído de los hurones ha sido sobre su carácter violento y arisco, además de una fama de mordedores. Para nada es así... simplemente lo hacen igual que cualquier cachorro de otra especie, están acostumbrados a jugar con sus hermanos mordiéndose y ya sabemos que los hurones tienen la piel mas gruesa que los humanos por lo que hemos de enseñarles  a no morder los primeros días ya que a nosotros si nos hacen daño. Son muy cabezones y tozudos por lo que ha de tener paciencia y cariño para enseñarles.




Una vez que os acostumbráis el uno al otro, el hurón se convertirá en la criatura más dócil que se pueda imaginar.


Carácter:
Su carácter se compara con una mezcla entre perro y gato.. son como un eterno cachorrito. Juegan hasta la extenuación, son cariñosos, divertidos, listos, limpios, disfrutan con cualquier cosa que tengamos por casa como si se tratase de un enorme tesoro.





Trucos:
Hay que enseñarles a hacer sus cosas en el esquinero, ya que aprenden rápidamente al igual que el gato lo hace en su cajón. Si alguna vez se escapa un pastelito, no le pegue ni le riña. Enséñele con cariño, se lo va a agradecer.


Hacer que aprenda los trucos (rodar, seguirte...) no es tan dificil como parece en un principio, ¡no se ha de subestimar la capacidad de un hurón! 
Con constancia, seña y premio, resultados garantizados. No abuséis con el tiempo... cada dia unas poquitas veces porque sino se cansan... los hurones son animales muy testarudos y rapidamente cambian a otra actividad. 
El truco consiste en acción=premio.


Casa a prueba de hurones:
Ha de tener la casa “a prueba de hurones” al menos donde ellos van a estar, y siempre que estén sueltos por la casa han de estar bien vigilados continuamente puesto que son animales extremadamente curiosos y podrían meterse por lugares insospechados de los cuales podrían no saber salir o hacerse daño.